Calendario Maya: 4 Iq (4 de octubre)


Hoy 4 de octubre, en el Calendario Maya es un día 4 Iq. El número 4 nos da una energía para estabilizarnos, para poner en orden nuestra estructura, para poner atención a nuestros huesos, músculos y aquellos órganos que nos dan estructura y sostén. En aura-soma, la Botella de Equilibrio número 4 corresponde a los colores amarillo con oro cuyo significado es no tener miedos, y sanar situaciones de miedo que hemos vivido también en vidas pasadas para poder tener estabilidad en esta vida.

El Nahual Iq, es el Nahual del viento. El viento que se lleva recuerdos desagradables, el viento que limpia nuestras casas, que entra en nuestras ventanas y puertas para limpiar y llenar de aire fresco nuestros hogares externos y nuestro hogar en nuestra alma.

Hoy es un día para hacer una visualización especial y tratar de reflexionar sobre qué situaciones estamos tratando de retener, o de no resolver y visualizar cómo el viento barre con toda esa energía estancada para dejar una energía limpia, clara y renovada.

Hoy es día para revisar nuestros closets y ver qué ropa, qué zapatos los hemos tenido sin mover durante un año y sólo se están empolvando y llenando de “olor a guardado”, para ponerlos a fluir y darlo a alguien que sí va a utilizarlo.

Hoy es un gran día, hoy quiero decirle al viento que siento sus caricias en mi piel muchas veces, que siento cuando me pasa dando una palmadita en mi espalda y cuando su olor delicioso llega a mi nariz y su brisa fresca para recordarme que todo está bien. Hoy quiero decirle al viento que gracias por ponerme en contacto con todos los seres que han existido desde hace tantos milenios de años porque todos, absolutamente todos han compartido el aire y porque el aire y el viento guardan las memorias de las cuales tengo hoy la posibilidad de aprender.

Hoy recibo con los brazos abiertos todo lo bueno que el viento me traiga, toda la energía nueva, renovada y llena de sabiduría. Hoy permito que lo que ya no me sirve para ser mejor, para ser feliz, se vaya de mi vida y el viento con su sutil gracia y fuerza, se lo lleve.