La Gran Oración – Parte 3

hqdefault

La Gran Oración – Parte 3

“Santificado sea tu nombre”

El nombre de una cosa siempre indica la naturaleza de esa cosa o de ese ser vivo, e indica su esencia y su carácter.  Cuando Jesús habla de “Dios” dice “Santificado” sea tu nombre.  Qué significa la palabara “santificado”?  Etimológicamente pertenece al grupo de santo, sano, sanar.   Sabemos que la consecuencia de un efecto tiene la misma naturaleza, por lo tanto si Dios es Santificado, todo lo que El hace es de la misma naturaleza “santificado”……….- nos dice Emmet Fox.  Así como un peral no pueda dar nueces y un rosal no puede dar duraznos, no puede venir de Dios más que lo perfecto.   Si una fuente es de agua dulce, sólo brotará agua dulce.  Si una fuente es de agua salada sólo brotará agua salada.

Dios no puede, como muchos piensan, enviar enfermedades, enviar catástrofes, enviar penas y problemas porque esas cosas contradicen su naturaleza.  Su naturaleza es esencialmente buena y sólo es autor del bien perfecto.

Este es un estracto con algunas frases directas sacadas del libro de Emmet Fox llamado “El Sermón del Monte”

www.bioenergetica-radiestesia.com