La Música, una forma de curación


Sabías que la música que escuchas puede influenciar a que lleves una vida sana o una vida con enfermedades?

Existen estudios donde se experimentó con el agua y la  música:

En una habitación se colocó un vaso de agua y música fuerte, metálica, donde los mensajes eran negativos.

En otra habitación se colocó un vaso de agua y música relajante,  música clásica.

Al evaluar las gotas de agua de la primera habitación y de la segunda, se dieron cuenta que había muchísima diferencia.

Las primeras gotas se mostraban opacas y sin forma.

Las segundas gotas formaban cristales hexagonales preciosos con ribetes delicados que crecían desde las 6 puntas del núcleo hexagonal.

Todos sabemos que somos 70-80% agua, sabemos que cada enfermedad tiene una vibración y que podemos ayudarla a cambiar con la música.  Por lo que si ingresamos música (vibración) a nuestro organismo con una intensión específica de sanación, nuestro cuerpo mismo genera su armonización y por lo tanto su sana.