Calor y frío en el cuerpo

images-1

Nuestro cuerpo, nuestro maravilloso cuerpo mantiene su termostato incorporado todo el tiempo y nos regula la temperatura constantemente.  Cuando hay algún problema y no nos hemos dado cuenta eleva la temperatura como una señal de alarma y como una manera de equilibrar y sanar el desequilibrio que está viviendo.  Muchas veces sentimos los pies fríos, muchas veces la cabeza caliente, otras veces el estómago está caliente o la punta de la nariz fría.

En nuestros tiempos, donde ya no se le pone atención a la alimentación y donde preferimos comer productos enlatados, envasados, con aditivos y preservantes y colorantes artificiales, por supuesto que el termostato del cuerpo empieza a desvariar y a no poder mantener en equilibrio la temperatura.

Hay técnicas muy simples que hoy vamos a presentar para ayudar al cuerpo a equilibrar su temperatura y devolverle equilibrio, aparte de que podríamos tratar de comer mejor, de hacer ejercicio, de visitar más seguido a la madre naturaleza, de disfrutar de nuestro trabajo, de mantener relaciones cordiales, de dejar salir nuestra creatividad, de ir a donde deseamos ir, de hacer lo que nuestro cuerpo nos está tratando de comunicar etc, etc., en pocas palabras, en volver a ser esos hombres o esas mujeres salvajes que están en contacto con su intuición, que saben escuchar a su cuerpo, que saben escuchar a las plantas, que saben cuánto trabajo pueden hacer y cuánto tiempo es bueno descansar, que saben qué alimentos comer y cuáles no, que están en contacto con su creatividad y su espontaneidad.

Técnica:  La técnica consiste en preguntar a tu cuerpo:  para mi mayor beneficio, necesito en este momento calor o frío en alguna parte de mi cuerpo o en algún chakra?  quedarse 5 segundos, no más y apuntar la respuesta.  Cuando damos la respuesta dentro del lapso de esos 5 segundos es nuestro subconsciente, nuestra intuición la que está respondiendo.  Cuando ya nos pasamos de ese tiempo, entra nuestra mente racional a medir, a calcular, a analizar y ya no sirve la respuesta.

Cuando ya tengan la respuesta de qué es lo que necesitan, si calor o frío, pregúntenle nuevamente a su cuerpo:  para mi mayor beneficio (si la respuesta fue calor) dónde necesito poner calor?  nuevamente den un lapso de 5 segundos y tendrán la respuesta.

Sugiero usar bolsa de agua calientita cuando les marque calor, o la misma bolsa con agua del chorro a temperatura normal (cuando les marque frío a lo mejor con solo uno o dos hielitos dentro.  Coloquen la bolsa en el área donde su interior les indicó y ustedes sentirán en qué momento ya pueden retirar la bolsa y su cuerpo estará muy agradecido por la ayuda que le han dado para equilibrar su  termostato.

Interesante no?