Caso interesante para compartir

nino-feliz

Quiero compartir un caso que acabamos de tener, de un niñito como de 4 años que nos trajeron a consulta.  El fue diagnosticado con várices en su esófago y estaba con sangrado por la boca y por su recto una o dos veces al día.  Lo hospitalizaron y lo sacaron del hospital dos o tres días después y siguió con las hemorragias.  Cuando hicimos el diagnóstico nos dimos cuenta que era un caso ancestral y que el niño estaba viviendo en un hogar donde los padres se tenían mucha cólera, resentimiento, enojo, peleas, faltas de respeto, violencia, etc.,

Se le habló a la mamá de la importancia de que, aparte de hacer el tratamiento que le habíamos recomendado, resolviera su situación con su esposo y para ésto sólo hay dos caminos:  o trabajan su relación y mejoran porque realmente hay amor entre ellos y decisión de seguir adelante o se separan, porque ese niño necesitaba dejar de estar somatizando los problemas de los padres

La mamá, ese mismo día habló con el esposo, el cuál al principio respondió con preocupación y deseando mejorar, pero tres días después le dijo que mejor se iba de la casa y se fue.  Resultado:  el niño no tuvo una sola hemorragia más y de eso ya llevamos 10 días.  Estamos felices y seguimos aprendiendo que la vida es para ser felices y para transmitir la felicidad y la serenidad que llevemos dentro a nuestros hijos.

www.bioenergetica-radiestesia.com

diagnósticos exactos de salud presenciales y a distancia