Creencias que bloquean nuestra vida?

Caso interesante sobre lo que afectan las creencias.

Tuve en la Clínica hace pocos días el caso de una joven, la vamoa a llamar Silvia,  y ella llegaba porque hemos estado trabajando por algún tiempo quitando creencias que ha recibido desde que era niña y que no le están ayudando a tener una vida plena.

Ella ha estado buscando trabajo y no consigue y empezamos a buscar cuáles eran las creencias que le estaban obscatulizando el encontrar trabajo.

La primera creencia que encontramos fue:  Mi miedo a generar dinero propio.

Al tener miedo a generar dinero propio por supuesto que ella estaba bloqueando su capacidad de encontrar un buen trabajo.  Al ir analizando sus creencias se encontró con que desde que era niña su abuelita, sus tías, tíos y su familia por parte de su mamá, con quienes comparte más de cerca le han estado diciendo cada vez que la miran que “entre más dinero gana más gasta, que a ella no hay dinero que le alcance, que si ella tiene 5 se gasta 6, que no ahorra, que compra cualquier cosa, que anda viendo en qué se gasta el dinero, que como que le hace estorbo el dinero.”  y por supuesto que todas estas repeticiones que han estado entrando en su cabeza lograron causar un bloqueo en ella y generaron:  Miedo a generar dinero propio, porque ella está convencida de que no sirve para administrar dinero.

Además, ella recuerda que también ha escuchado muchas creencias negativas sobre el dinero por parte de esta misma familia como:  que no es la felicidad, que te puede corromper, que las que tienen dinero son egoístas, etc., etc.,.  Cuando a ella le preguntaban cómo se miraba en el futuro, ella se veía con un esposo que la mantuviera para no tener nada que ver con el dinero.

Durante la terapia se desinstaló o quitó el siguiente patrón traumático: “Mi miedo y mi frustración por todas las veces, todas las formas y todas las vidas en que me han hecho creer que no soy buena para administrar el dinero”.

Después de revisar que este patrón traumático quedara desinstalado completamente de su subconsciente, ella grabó o instaló:

“Soy buenísima para generar y producir dinero y estoy capacitada para disfrutarlo y para administrarlo armoniosamente”.

Gracias a Silvia (nombre ficticio) por la autorización para publicar este testimonio.