Cuando nuestra espalda nos habla

Todos sabemos que cada parte del cuerpo y cada enfermedad tienen una causa principal emocional. Si tenemos síntomas físicos es porque “algo” a nivel emocional o mental no se ha resuelto y le seguimos dando vueltas sin sanarlo, ignorándolo o acumulando más dolor o emociones negativas, entonces nuestro cuerpo nos habla diciendo que hay “algo” pendiente que sanar.

Hoy quiero compartir con ustedes las 3 causas emocionales del dolor de espalda, desde la cintura hasta el cuello.

a.      Espalda baja (coxis, sacro, vertebras lumbares): Si tienen dolor en la cintura y cerca del coxis y sacro quiere decir que hay miedo o problemas relacionados con la sobrevivencia, problemas de tipo económico y problemas con recibir y aceptar el placer en nuestra vida.

b.      Espalda Media (vertebras dorsales, costillas): aquí se acumula el miedo, la culpa, las preocupaciones, las resistencias que pongamos para cambiar o para recibir lo nuevo y aquí también se acumulan cargas de problemas muy pesados en nuestra vida.

c.      Espalda alta (Primeras vertebras dorsales, cervicales, hombros, omoplatos) : Si nos duele esta parte significa que estamos cargando problemas ajenos, que nos hemos enganchado con aquellas situaciones que no nos corresponden, si el cuello nos duele significa que hay algo que no queremos enfrentar y estamos siendo duros e inflexibles ante ver otros puntos de vista de una situación.

Recordemos que si nuestro cuerpo ya está afectado, no tenemos que dejar de hacernos un chequeo médico y hacer los exámenes respectivos y hacernos un diagnóstico exacto para encontrar las causas, no dejemos a tiempo el atender y escuchar a nuestro cuerpo. En la clínica hacemos un Masaje Quiropráctico integral, donde no solo se hacen maniobras de alineación  sino también usamos vibración y estiramientos para equilibrar cada nivel del ser, físico, emocional y espiritual.

Josué, Salud!!!