Cuando nuestros ojos se enferman

Ojo Seco relacionado con duelos o pérdida de un ser querido.

Cuando hemos perdido a un ser querido, ya sea porque ha muerto, o porque se fue a vivir a otro país lejano, o porque decidió alejarse de mí o porque yo lo decidí, hay posibilidad que empecemos a padecer de ojo seco.  Hay un dicho muy común en muchos países que dice:  Tengo los ojos secos de no verte!  Y es cierto, el ojo, al igual que todo el cuerpo se afecta con una separación dolorosa, y el ojo pierde su frescura, su alegría de la vida debido a ese acontecimiento y empieza a producir menos lágrimas lubricantes.

Las reprogramaciones positivas ayudan muchísimo a sanar duelos o separaciones dolorosas al igual que el color morado.  Nosotros recomendamos a las personas utilizar los Colorlight morados en su centro del pecho y en su garganta todas las noches durante 6 meses por lo menos, para poder ir transformando el dolor en un sentimiento positivo y sin dolor, y los resultados son realmente maravillosos.

Cuando perdemos un ser querido yo les digo que es como si estuviésemos en la playa sentados en la arena mirando a nuestro ser querido que es un barquito que está navegando frente a nuestros ojos.  Lo vemos ir hacia la izquierda, hacia la derecha, acercarse, alejarse, girar, etc., y gozamos el verlo con nuestros ojos físicos.  Sin embargo, llega un momento en que el barquito comienza a alejarse y nosotros nos ponemos de pie para no perderlo de vista, y cada vez se nos hace más difícil verlo porque cada vez se mira más chiquito….. y llega un momento en que lo perdimos de vista.  Sabemos que el barquito sigue navegando en otras aguas y que simplemente el problema es que nuestros ojos físicos no lo ven, pero el barquito sigue navegando y si aprendemos a verlo con los ojos del alma lo podremos ver.

Saludos y Salud!