Cuando nuestros ojos se enferman

Me escribió una señora preguntando que qué representa el no poder ver de lejos.

No poder ver de lejos significa no ver más allá, tener un horizonte muy cercano, tener muy limitado el espacio donde la persona se desenvuelve.  Es como aquella historia de la ranita de pozo que conoció a una ranita de mar y la ranita de mar le explicaba con gran emoción cómo era el mar, su inmensidad, su vastedad, su majestuosidad, su danza, su canto, etc., y la ranita de pozo se dio la vuelta y ya no la siguió escuchando y susurró dentro de ella misma:  qué pajera, piensa que yo le voy a creer!!

En este caso, las personas que han crecido sin que les permitan experimentar, pelar una naranja, tocar la textura de la gelatina, conocer el mar, los prados, correr en la grama, dar vueltas de gato, acostarse en la arena, etc., etc., tienen un horizonte limitado y eso se representa a través de sus ojos también.


Pienso que estas personas pueden tener creencias grabadas como por ejemplo:  el mundo es muy peligroso, el mundo es muy pequeño, es peligroso salir de mi casa, es mejor estar a la vista, etc.,  y podría ayudar mucho trabajar con reprogramación mental a diario en casa para ir sustituyendo todas las creencias por creencias relacionadas con prosperidad, con abundancia, creer que el Universo es espléndido y abundante, y que como yo soy parte de él, yo soy espléndido y abundante!

Saludos y Salud!