Cuento: Vasalisa, basado en el libro Mujeres que corren con los Lobos

1450664_603363079699371_444967763_n
LES VOY A CONTAR UN CUENTO
Existe un viejo “cuento” ruso que relata cómo es “la mujer sabia” (aunque sea joven) y lo que debe hacer para llegar a serlo, a partir de una buena mamá que enferma y antes de morir entrega a su niña una muñequita diciéndole que la lleve siempre consigo, pues en momentos de duda, ella le dirá lo que hay que hacer. (Esta es una re elaboración del cuento y sus reflexiones tomado de Clarissa Pinkola).
Como en los cuentos y en la realidad (a veces) cae en manos de una madrastra y hermanastras que la maltratan y abusan de su ingenuidad. Para deshacerse de ella le dicen que se les acabó el último tizón, que debe adentrarse en el bosque (en invierno) a buscar a la “Yagá” (vieja bruja, pero que es la mujer sabia y maestra que le enseña a la niña a empoderarse), para pedirle que le dé fuego.
La Yagá la pone a hacer una serie de “tareas” aparentemente domésticas (preparar el baño, barrer la casa, cocinar para ella, separar una semillas, y otras más) casi imposibles de cumplir en el tiempo exigido.
Pero con la ayuda y consejo de la muñequita que guardaba en la bolsa de su delantal, logra salir adelante y obtiene de la Yagá el fuego, la luz, que se lo dá en la punta de un palo y consiste en una calavera ardiendo.
Con mucho susto corre la niña de vuelta a casa y las abusadoras son aniquiladas con el nuevo fuego y la nueva luz.
En el próximo artículo veremos lo que significa: la muñequita