El Chakra Segundo! el placer

images-5

El Chakra Segundo!  el placer

Cuando ya hemos establecido en el chakra uno la energía,  y nuestro cuerpo está funcionando bien, podemos movernos en esa maravillosa jornada de los chakras.  Esto nos conduce al segundo chakra cuyo elemento ya dijimos, es el agua.  La tierra, que es el elemento del primer chakra es sólida y con forma , en cambio el agua es fluida y sin forma.  El agua se deja llevar por el camino que pone menos resistencia y fluye hacia abajo siguiendo la forma que la tierra le brinda o es absorbida en la tierra.  La tierra nos provee consistencia y el agua nos induce al cambio.  Y con los cambios, nuestra consciencia empieza a expandirse.  Sin agua, no es posible el crecimiento.  El agua hace que la tierra esté fresca y los frutos jugosos. (es importante tomar agua y también nadar!)

Nuestros cuerpos, que tienen un muy alto porcentaje de agua, están estructurados por nuestros huesos y músculos, pero dentro de estos órganos fluyen nuestras emociones y deseos, nuestras necesidades, sentimientos y sensaciones. (que es el agua)

En sánscrito, este chakra se llama Svadhisthana que significa “el propio lugar de uno mismo”.  Esto se refiere a la naturaleza personal de los aspectos de nuestras emociones y de nuestra sexualidad.  Es importante que nos coloquemos en nuestro “propio lugar de uno mismo ” y definir nuestra sexualidad.

Si nuestras raíces son profundas (primer chakra) y tienen suficiente agua (chakra 2) entonces nuestros frutos serán dulces.  El verbo en sánscrito SVADHA significa “endulzar”. Desde ese “propio lugar de uno mismo”  nosotros endulzamos nuestra vida estando receptivos al placer.

El placer es el principio motivador del chakra dos.  Media vez nuestros asuntos de supervivencia han sido satisfechos, la naturaleza humana y muchos organismos se  vuelcan a disfrutar,  hacia el placer.  El placer promueve bienestar y es una fuerza natural sanadora.  El placer llega a nosotros a través de cualquiera de nuestros sentidos:  ver una caída de sol, saborear una comida, escuchar música, disfrutar la caricia de nuestra pareja.

Los sentidos son la primera puerta entre el mundo externo e interno.  El abrir nuestros sentidos nos hace ser sensibles.   A través de los sentidos nosotros entramos en contacto con el mundo, somos conscientes que sentimos, que estamos despiertos, que estamos conectados, que estamos vivos!

El desarrollar la parte sensual y erótica de este chakra representa el deseo universal para conectar con el otro.  A través del deseo, de la emoción,  el placer y las sensaciones,  entramos al complejo reino de la sexualidad (un lugar donde disolvemos nuestros límites y entramos en intimidad con nuestra pareja).  El disolver nuestros límites,  es el principio para continuar la maravillosa jornada de los chakras hacia arriba, cuya última meta es entrar en union mística con la consciencia Divina.

Mientras que muchas tradiciones enseñan que el placer es una distracción peligrosa en el camino de la iluminación, se sabe que la negación de estos simples y biológicos placeres como tocar, jugar, reir, y vivir la sexualidad y la belleza,  pueden conducir a un desequilibrio y a adicciones sexuales.  Esta energía es muy fuerte y necesita como el agua circular por todo el cuerpo, y si no circula nutriendo por donde pasa, se estanca y produce enfermedad.  La energía sexual estancada produce enfermedades físicas.

Las emociones son una composición de sentimientos y sensaciones.  Ellas nos dan una fuente poderosa de información sobre cómo estamos, pero debemos comprender su naturaleza compleja para permanecer a flote en el elemento del agua del segundo chakra.

(parte de este resúmen es sacado del libro “Chakra Balancing” de Anodea Judith)

Interesante no?