El Mendigo

Mendigar significa pedir algo que necesitamos y en ese momento no nos lo podemos proveer nosotros porque nos hemos atascado en la vida.  Mendigar significa pedir auxilio, ayuda.  El mendigar es un acto que todos en algún momento necesitamos realizar y es positivo porque todos en algún momento necesitamos ayuda de otros, pero a veces se convierte en un acto que desempodera a la persona y la hace convertirse en una persona dependiente de otros y no desarrollar sus habilidades.

A veces nosotros nos comportamos como mendigos desde el punto de vista negativo,  y un mendigo no necesita ser una persona que no tiene qué comer y necesita pedir ayuda para poder comer.  Una persona puede mendigar atención de los demás, amor de los otros y cosas materiales.  Muchas veces nos hemos visto mendigando cariño hasta que nos damos cuenta y nos decimos a nosotros mismos:  hey, qué te pasa?  por qué te estás arrastrando para mendigar que te quieran o que te pongan atención?  Y sabemos que ese no es el camino para obtener el tan ansiado cariño y la tan ansiada atención.

Cuando nos comportamos como mendigos, en el sentido negativo, no estamos confiando ni creyendo en nuestras habilidades y capacidades ni las estamos poniendo a funcionar sino que estamos esperando que alguien nos resuelva, que alguien nos cargue, que un caballero nos rescate porque somos como la damisela que necesita quién la rescate porque ella no puede rescatarse a sí misma, quién nos mantenga o quién nos resuelva nuestras carencias en lugar de empoderarnos y nosotros encontrar y desarrollar esa fuerza interna que hará que nosotros mismos nos proveamos de lo que necesitamos y nos apoyemos en a resolución de nuestras situaciones.

Cuando utilizamos el arquetipo del Mendigo en positivo es cuando estamos en una situación en que necesitamos pedir ayuda y nuestro ego nos permite pedir la ayuda que necesitamos, cuando somos lo suficientemente humildes para aceptar que estamos en un momento difícil y que necesitamos una mano que nos apoye momentáneamente, y  pronto empezamos a reforzarnos a nosotros mismos, a ayudarnos, a buscar maneras de fortalecernos para poder resolver nuestros problemas.

Qué estamos mendigando en la vida sin buscar el crecimiento interior ni las soluciones dentro de nosotros?  Estamos necesitando pedir ayuda porque atravesamos un momento difícil pero nuestro orgullo no nos lo permite?

Interesante no?