El Visionario

El Arquetipo del Visionario

Hoy compartiremos un poco de información sobre el arquetipo del Visionario.  Todos nosotros en algún momento somos visionarios cuando tenemos  la visión de un negocio que va a funcionar bien, y decimos:  tuve buen ojo, o cuando Julio Verne, que por supuesto era un visionario, escribió:  Viaje al Fondo de la Tierra o cuando tantas personas tienen la capacidad de visualizar o de percibir lo que no es concevible o posible para otros.  Un visionario tiene la capacidad de con su visión apoyar a otros, aconsejar a otros, ayudar a otros a contactar con su sabiduría interna. Un buen visionario deja que todas la posibilidades que hay en su mente y submente y que van más allá de lo normal, beneficien a toda la sociedad.  Un buen visionario puede traer a su visión cuáles resultados van a darse si determinadas escogencias se hacen.

Muchas veces usamos esas capacidades en forma negativa cuando no somos honestos con nuestra capacidad de visionarios y aconsejamos mal para que los otros tomen un camino equivocado sabiendo que el camino adecuado es por otro lado.  Usamos mal esas capacidades cuando como  médicos, dentistas, vendedores, psicólogos asustamos al paciente inventando cosas que no son para que éste siga tomando nuestros servicios o para que se haga una operación y poder cobrar fuerte.    El visionario en negativo se muestra a los demás como profético, como que todo el tiempo está conectado recibiendo mensajes del cielo  y de seres de luz y utiliza y manipula a los demás con su habilidad (no quiere decir que no hayan personas que tengan esta habilidad, pero se debe usar con honestidad) .  En algunos casos han habido líderes que han llevado a sociedades enteras a la destrucción debido a la visión egoísta que tuvieron. También hay actualmente algunos grupos de meditación que acumulan muchos adeptos, y las personas no se dan cuenta que quedan viviendo en estado de hipnosis.

Cada uno de nosotros tiene a un visionario dentro que nos dice:  por aquí sí, por aquí no.  El llamado de hoy es para que todos aprendamos a escuchar nuestra voz interior y a ser visionarios, a desarrollar esa cualidad para que la podamos utilizar en beneficio de todos los que habitamos este hermoso planeta. Un visionario es lo suficientemente fuerte como para ver más allá de lo mundano y percibir lo maravilloso de la vida.  Los visionarios se atreven a salir de su círculo de confort y se atreven a hacer lo que otros no.  El visionario anima al mundo a ser y a lograr lo que todavía no es y todavía no logra.    A veces la sociedad no comprende a estas personas aunque al final son las que producen el progreso y los cambios.  Entre ellos hay artistas, filósofos, inventores, psíquicos.