Encontrando enfermedades difíciles con la Radiestesia

Tuve en una ocasión a un paciente que llegó a consulta, un hombre un poco serio y preocupado.  Antes de que yo empezara a revisar en mis libros todo lo que usualmente reviso me dijo:  Rosario, no quiero que me buque “causas de mi enfermedad”  sino que necesito sólo que me dé un diagnóstico.  Lo que quiero saber es el nombre que la medicina convencional le da a mi enfermedad.

Haciéndole caso, le dije que empezaría por allí, pero que luego le entregaría también la información de cuáles eran las causas de su enfermedad y su tratamiento para iniciar.  Empecé a revisar con el librito de Louise Hay, que tiene un listado en orden alfabético de muchísimas enfermedades con sus respectivos sentimientos que las producen, y en menos de 5 minutos le dije:  – ya encontré qué es lo que usted tiene, lo que usted tiene es: Esclerosis Lateral Amiotrópica.   –  El Señor casi se va de espaldas y no me lo creía, y me muestra su mano y brazo que prácticamente no tenía movimiento ni vida y me dice:  –  Rosario, no lo puedo creer.  He pasado 5 años visitando los mejores hospitales en el extranjero, y después de exámenes que van y vienen y muchos miles de dólares gastados, los médicos especialistas llegaron a la conclusión que lo que tengo se llama:  Esclerosis Lateral Amiotrópica!! y no lo puedo creer que usted en 5 minutos, con un su péndulo y un su librito me saque de esta manera la información!!  Yo me sentí muy halagada por su comentario y nuevamente en mi corazón se confirmó que efectivamente, la Radiestesia es EXACTA!