Feliz Navidad

Estas fechas son muy especiales porque en todo el mundo las familias se reúnen para decirse:  te quiero, para darse un abrazo, para perdonarse, para acercarse, para compartir la mesa y la energía del  mundo se llena de ilusión y de amor.  En este día en que muchas personas rememoran el nacimiento de Jesús, se trata de retomar sus maravillosas enseñanzas para no perdernos del camino,  enderezar el rumbo y encontrarle el verdadero sentido a la vida.

Cuando sabemos que alguien tan tan grandioso como El, y tan humano, vino a enseñarnos la grandeza de nuestra alma y las capacidades que tenemos no tenemos más que reconocer que nos queda mucho por recorrer del camino y que cada diciembre nos recordamos a nosotros mismos esas posibilidades que existen dentro de nosotros y que tenemos que dessarrollar.  En estos tiempos donde ya no nos etiquetamos si yo soy de esta religión o tú de aquella y reconocemos que todos estamos buscando un desarrollo pleno de nuestra alma y de nuestro ser integral, este mesaje de amor y paz que nos trajo Jesús hace 2012 años sigue vigente y sigue siendo muy necesario para que nuestras vidas adquieran su verdadera  cualidad.

Deseo que ese niño que nació hace tanto tiempo, hijo de Dios,  y que sigue naciendo cada día en todos nuestros corazones, nos abra a una capacidad mayor de amar y de ser felices.