Gracias y adiós a ese dolor…..

3898483-hombre-haciendo-ejercicios-de-estiramiento-en-la-playa_0

Gracias y adiós a ese dolor…

Casos muy interesantes tratamos y ayudamos a muchas personas a lo largo de nuestra aventura en la ciudad de Miami, FL.

Un caso que recuerdo mucho, fue el de José, un piloto de Delta Air Lines.  Tenía mas de 2 años de tener un dolor lumbar muy fuerte, que se le complicaba con síntomas de ciática.  Los viajes largos que tenía que realizar en las cabinas de los aeroplanos le mantenían una molestia constante y crónica que el ya había hecho suya y sin otra opción la hizo parte de su vida.

Lo único que lograba darle parcial alivio eran los ajustes quiroprácticos y era por ellos que José visitaba la clínica.

Un día José llamó desesperado para pedir una cita con el Dr., tenía una crisis muy fuerte con mucha molestia.  Para su buena suerte, el Dr. no tenía ni un solo espacio, la señorita de recepción le sugirió que esta vez hiciera una cita conmigo, al menos lograría un poco de alivio a sus molestias.  José desesperado acepto y esa misma tarde llego conmigo, buscando alivio a su dolor.

Después de escuchar un poco la historia de sus molestias, le realice un análisis postural y note algunos desajustes en su postura.  En mi mente buscaba la mejor técnica para ayudarle con su problema y decidí iniciar la terapia Neruromuscular combinada con técnicas manuales de tejido profundo.

Trabaje los músculos lumbares Paraespinales, Transversoespinales y el Cuadrado lumbar.  Luego le di enfasis los musculos que corren por la parte anterior de la pelvis, el Psoas mayor y el Ilicus.  Al principio fue un poco doloroso para José, nunca había recibido terapia en esos músculos y las manipulaciones que realice en aquella ocasión pueden ser muy molestas.  Finalizamos la sesión con estiramientos FNP para esos músculos. Le sugerí a José un protocolo de terapias, dos veces por semana.

José se retiro de la clínica sintiéndose un poco dolorido no del área lumbar sino del área abdominopelvica.  Yo le había anticipado la posibilidad de sentir una molestia después de las técnicas y manipulaciones utilizadas durante la Terapia Neuromuscular.

3 días después José volvió por su siguiente terapia, esta vez llego con un paquete de dos libras de café colombiano de exportación, en grano, como regalo para mi y una sonrisa de oreja a oreja.  Estaba justo regresando de un vuelo a Colombia. Al verme, me dio las gracias porque un día después de la terapia el dolor estaba casi completamente controlado, después del viaje no tenía molestias y quería continuar con su tratamiento. Desde ese día José hizo sus citas únicamente conmigo.

Después de 4 sesiones, José estaba completamente libre de dolor.  Después de mas de 2 años de molestias por fin se sentía completo y feliz otra vez.

A las pocas semanas su esposa llego a verme con una molestia de meses en su hombro izquierdo.  Luego su hijo mayor llego a verme por una torcedura de tobillo. Así conocí a muchos amigos de José que llegaron recomendados por él y por su familia.

A José lo seguí viendo por otros 6 meses, llegaba una vez al mes a una terapia de mantenimiento.  Después de ese tiempo quedamos de muy buenos amigos y José pudo librarse definitivamente de aquel dolor crónico que le había torturado por tanto tiempo.

La Terapia Neuromuscular te ayuda a reeducar a tu sistema nervioso periférico y a tu sistema musculoesquelético.  Es una técnica manual, natural, para corregir postura, controlar dolores crónicos y devolver la funcionalidad de tu sistema musculoesquelético.

Hoy dale las gracias y dile adiós a ese dolor.