Hoy se inicia un camino de crecimiento en la Integralidad del Ser!

imgres-1

Hemos estado trabajando todos estos últimos 15 días en la preparación de los Talleres de Sexualidad Sagrada, y aunque yo entiendo que hay pena de comentar para algunos, indiferencia para otros, miedo para muchos, hay mucho mucho interés en el fondo del corazón porque casi la mayoría se preguntan:  de qué se tratarán los talleres?

En realidad hoy empezamos en una hora los talleres y estamos convencidas con Silvia que una vez al año nos gustaría dar seguimiento a este proceso sanador y evolutivo que el día de hoy empezamos.  Silvia nos comentaba que las personas en general piensan que el objetivo de una relación sexual es el orgasmo y no es así, el objetivo de una relación sexual es el éxtasis, y el éxtasis tiene que ver con saber subir la energía desde la tierra, pasando por nuestros chakras uno, dos y tres (produciendo placer, empoderamiento, amor a uno mismo y luego pasando por el chakra del corazón abriéndolo para que la compasión y el amor fluyan, despejando el chakra de la garganta, de la expresión, pasando por el chakra del tercer ojo y desarrollando todas nuestras habilidades extrasensoriales para finalmente conectarse a lo Divino, al Universo, a Dios.  Para lograr llegar a ese punto, así como para cualquier disciplina o deporte, hay que trabajarlo, hay que ir sanando y aprendiendo a elevar esa energía en uno mismo y en pareja.  Y con la pareja tienen que coincidir las energías de cada chakra porque la pareja es aquel ser al que amamos y honramos.

El tema es super interesante, y hoy que abrimos este espacio quería compartirlo con ustedes porque iniciamos hoy un proceso de camino.  El taller de hoy y mañana se estará repitiendo miércoles, jueves y viernes de 5 a 9 de la noche para los que no tuvieron oportunidad de inscribirse en el de hoy.  El lunes y martes tendremos dos talleres cortos que son complemento de este crecimiento en la sexualidad y espiritualidad de la vida, así que, no se conformen con lo poquito que nos han dado y enseñado en la vida sobre nosotros mismos, atrevámonos a salir de nuestra zona de comfort y cruzar ese umbral a lo nuevo, a lo grandioso, a lo Divino!