Incluir a los niños y a los ancianos en nuestras conversaciones

images-3

Me he dado cuenta que cuando las personas son ancianitas, el abuelito, la abuelita, o la tía que acompaña, pero sobretodo cuando ya son mayores y se les lleva a almorzar para que estén acompañados, y aunque estén acompañados en una mesa muy grande de personas que les tienen cariño, es muy común observar cómo todos platican de sus asuntos, de sus trabajos, de sus proyectos, chatean, otros muestran sus fotos, otros ríen, pero casi nadie incluye en la conversación al ancianito.  Es como si estuviera pintado, o como si estuviera de extra en la mesa.  He notado que casi nunca se voltean hacia él y le dicen:  qué piensas de ésto, o fíjate que me pasó aquello, o intentan que él participe de la conversación.

También ocurre con los niños, cuando los niños son bebés, captan absolutamente todo lo que sucede.  Muchas veces los ponen en el carruaje al lado de la familia que està comiendo mientras platican y aunque el bebé está presente, ni la conversación ni las miradas se dirigen a él para hacerlo sentir que es parte del grupo y que es parte importante también, por qué no decirlo, de la conversación que se está llevando a cabo.

A veces se piensa que el ancianito ya está muy ancianito y cansado como para participar, o que ya no oye bien, y el niño….. pues está muy chiquito y se piensa que no comprende absolutamente nada de lo que se está diciendo.  Sin embargo, una mirada amorosa, una plática dirigida a ellos, una pregunta, un beso, una caricia, hace que ellos se sientan realmente parte de una familia o de un grupo.  Eso empieza a enseñar al niño a relacionarse y a sentirse parte del grupo y eso hace que el ancianito sienta que es importante y que lo que él tenga que contar es interesante y sabio.  Cuánta sabiduría nos perdemos de los ancianitos, de las abuelitas!

Propongo que para esta semana nos fijemos si tenemos la oportunidad de estar con un ancianito o ancianita o con algún niño o niña, no importa la edad….. si realmente le ponemos atención, si realmente le estamos escuchando, y si realmente le estamos hablando y tomándolo en cuenta.  Si no es así, hagamos el esfuerzo para expandir ese corazón y esa consciencia y poder hacerlo participar del círculo gozoso de la vida!

www.bioenergetica-radiestesia.com

Diagnósticos de salud exactos a través de la Radiestesia presenciales o a distancia.