La Amatista, la bellísima Amatista

La Amatista es una variedad de cuarzo, que tiene un color precioso violeta.  Se forma dentro de la tierra como en forma de cuevas de una belleza indescriptible.  Por fuera parece una piedra normal y por dentro es realmente una cueva de cristal.

Esta es la piedra por excelencia cuya energía ayuda a transformar las energías negativas en positivas y ese es su principal uso.  Cuando en una oficina se siente que hay muchos pleitos, conflictos, etc., un platito con unas Amatistas bien lavadas puesto como adorno en algún escritorio o en el centro de la mesa hace un cambio muy impresionante.

La Amatista también es la piedra que nos ayuda a abrir el Tercer Ojo o nuestra intuición, y se recomienda para aquellas personas que desean trabajar su percepción interior, su intuición y su interiorización, que se coloquen una Amatista todas las noches en su frente por unos 10 minutos.  Poco a poco irán sintiendo cómo son más receptivas para escuchar su voz interior y cómo sus habilidades extrasensoriales van despertando.!

El regalar Amatistas es un gran regalo para cualquier persona porque a todos les sirve y ya sea que la llevemos colgada en el cuello como un lindo pendiente o que la llevemos entre la bolsa del pantalón, o dentro de nuestro bolso de mano, o la tengamos en la gaveta de nuestro escritorio o en nuestra mesita de noche, siempre estará despidiendo una energía transformadora y de muy alta vibración que pone luz y belleza en todos los ambientes.

En Metafísica se usa una afirmación que dice:  “Yo soy una llama de Fuego Violeta, yo soy la pureza que Dios desea”

Que disfruten el uso de la Amatista!