La culpa como sentimiento puede provocar dolor como síntoma físico

images

Este es un tema super interesante porque todos nosotros de una manera u otra hemos vivido esta situación.  Todos en algún momento y no sólo en un momento sino en varios momentos de nuestras vidas hemos sentido que hemos cometido errores, que hemos tratado mal a alguien, que hemos tomado una decisión equivocada, que sin querer o con querer,  algunas veces hemos lastimado los sentimientos de alguien, que hemos manipulado, etc., y nos podemos sentir culpables por esas situaciones.  Cuando pasa el tiempo, y tenemos consciencia nos perdonamos por esos errores y tratamos de no volvernos a tropezar en la misma piedra, es decir, no volver a cometer los mismos errores, y aprendemos de ellos y crecemos.

La culpa puede tener dos fasceta.  Algunas veces hay personas que por todo se culpan, y que incluso se echan las culpas que no son propias y son de otros.  Se culpan por todos los errores que han cometido, se culpan porque los hijos no tomaron un camino correcto, se culpan porque su matrimonio fracasó, se culpan que por qué no atendieron mejor a la suegra, se culpan que por qué no eligieron otro esposo, etc., etc.     Y por el contrario, hay personas que están viviendo una situación en que sí están haciendo daño a otra persona,  en la que no están siendo honestos, y tratan de buscar hasta frases bonitas, y textos de libros para poder excusarse de lo que están haciendo, aunque su alma en el interior esté a gritos diciéndoles que no es por allí el camino.

En ambos casos, el alma necesita comunicar de alguna forma al consciente y al cuerpo dos cosas:  o que por favor ya no se esté culpando por cosas que no tendría que culparse y que se perdone  por los errores cometidos y aprendidos,..   o que por favor no siga haciendo ni viviendo esa situación dañina para ella y para el otro, porque no está en armonía con el universo ni en armonía con su propio interior y en este caso aunque esa persona se trate de autoconvencer que lo que está haciendo está bien, su alma sabe que no es así y aquí es donde interviene el cuerpo produciendo dolor.

Cuando nos culpamos por algo, sea con razón o sin razón o no asumimos las situaciones en las que sí somos responsables y tendríamos que hacer un cambio, en nuestro cuerpo físico se produce dolor,  y a veces dolores muy fuertes que no se van ni con pastillas ni con quiromasajes porque tienen un origen emocional, un origen en el alma, y que sólo pueden ser sanados completamente cuando se asume la culpa y se resuelve.  Cuando nos sentimos culpables por algo, la tendencia natural del ser humano es castigarse inconscientemente, en lugar de recordarse lo maravilloso que es y las potencialidades y cualidades que posee para poder resolver positivamente su situación.

Las culpas pueden venir de nuestra vida presente, las podemos estar acarreando desde nuestra niñez o nuestra adolescencia.  Pueden venir de vidas pasadas y también pueden no ser nuestras y ser de algún ancestro que no resolvió su sensación de culpa.  Así que es muy muy saludable, que si uno tiene un dolor, no sólo lo aplaque con pastillas sino que viaje a lo profundo de su alma a buscar dónde está ese sentimiento de culpa que podría estarlo produciendo para sanarlo.

Actualmente a través de la medicina Bioenergética y a través de la energía se puede saber exactamente de dónde viene la culpa, de qué edad, y qué fue lo que pasó, para apoyar a la persona en su proceso curativo.  Es muy muy interesante este tema.  Tenemos que aprender a ser más compasivos con nosotros mismos, pero también a tener el coraje suficiente como para cambiar situaciones que nos hacen daño y nos producen enfermedad.

Interesante no?

www.bioenergetica-radiestesia.com

diagnósticos de salud exactos online a través de la energía, la energía maravillosa!