La Numerología del Nombre

Curiosamente, al nacer, nosotros inspiramos a nuestros padres para que nos pongan el nombre que nosotros escogemos, cuya vibración nos llevará a cumplir las metas y la misión que debemos llevar a cabo. Cada letra tiene una vibración numérica. Las suma de las vocales nos habla de nuestro interior, es decir, de nuestra relación con nosotros mismos. La suma de las consonantes nos da como resultado la vibración de nuestro exterior, es decir, cómo nos relacionamos con las personas y todo nuestro entorno. La meta es la suma de ambos (interior y exterior) y es la que nos ayuda a llevar a cabo nuestra misión (anteriormente estudiada en la numerología de nacimiento).

La numerología es de gran ayuda para el autoconocimiento y tener una base y guía para hacer conciencia de nuestra alta o baja vibración.