La vida – Un pastel

imgres-1

Nuestras vidas se pueden comparar a un pastel, sí, un pastel que dividimos en varios pedazos, a lo mejor 12 pedazos, a lo mejor 15,  y personas que son muy creativas quizás los tienen divididos en 25 pedazos.

Un pedazo o un área es la familia, otra àrea pueden ser los amigos, el trabajo, la diversión, el ejercicio, el ayudar a otros, nuestro crecimiento espiritual, el descanso, las relaciones humanas, la pareja, nuestros bienes materiales, etc., etc.,

Cuando centramos toda nuestra vida en una parte del pastel, como por ejemplo cuando una persona centra toda su vida en su pareja y le entrega el pastel completo, el día que esa parte de su vida no funcione bien, o tenga un reto u obstáculo, la vida entera de la persona se viene abajo.  Mientras que una persona que ha asignado el pedazo del pastel a la pareja y tiene muchos otros pedazos en su vida, se quedará afectada por supuesto, llorará mucho sin lugar a dudas y tendrá que procesar su duelo.  Sin embargo, su vida no se derrumbará.

No necesariamente mientras más pedazos tenga nuestro pastel significará que nuestra vida será más feliz, porque lo importante es la calidad de los pedazos del pastel.  Lo que sí es cierto es que al tener varios pedazos, nuestra vida se verá más enriquecida y más colorida!  Hay personas que tienen una riqueza interna tremenda cuando dejan este mundo y uno mismo lo reconoce porque aprendieron muchas cosas, porque gozaron de la naturaleza, porque amaron y se sintieron amadas, porque pudieron disfrutar de la candidez de los niños, porque pudieron contribuir con su esfuerzo y su trabajo a la sociedad, porque experimentaron el arte, porque pintaron, porque cantaron, porque dejaron que su alma bailara.  Ojalá y podamos todos dejar salir a esa bailarina, cantora, lectora, artista, compositora, oradora, pero sobretodo amadora al exterior y ser parte de la danza de la vida!

www.bioenergetica-radiestesia.com

diagnósticos de salud exactos online