Las Enfermedades de los Hijos


Han visto alguna vez al Encantador de Perros que saca un lindísimo programa en la televisión. Las personas le llevan a sus perritos para que él les ayude a lidiar con ellos. (no estoy segura si para que los perros puedan lidiar con los amos o los amos con los perros). Muchos de estos perros están histéricos, asustados, neuróticos, hiperactivos, enfermos y el Encantador de Perros le va explicando a los dueños que a través de la correa o a través de simplemente la presencia de la persona la energía se transmite al perro, y si el dueño está estresado, aunque aparente paciencia, el perro mostrará el stress. Si el dueño está inseguro, el perro no sabrá para dónde ir. Si el dueño tiene miedo, aunque muestre valor, el perro se hará un nudito y no querrá salir a caminar. Si el amo no le pone atención, el perrito le armará un escándalo hasta que le ponga atención.

Yo me preguntaba si los papás que tienen hijos pequeños o adolescentes, estarán enterados que muchas, y al decir muchas, mido exactamente con energía y me marca que exactamente el 75% de las enfermedades que los hijos padecen, son sólo un reflejo del estado en que están sus padres? Sabían ustedes que si ustedes viven estresados sus hijos se enferman? Sabían ustedes que si no dedican un tiempo a sus hijos y no los escuchan, y no se interesan de verdad por sus vidas y sus actividades, etc., ellos se enferman. Saben por qué se enferman? porque es la única forma que tiene la vida de decirles a ustedes, queridos padres de familia: míren el espejo del caos que están creando en sus propias vidas, vean afuera, reflejado a través de sus propios hijos el caos interno que no son capaces de ver dentro, porque por supuesto el ser humano, el último lugar donde busca es dentro de sí mismo.

Así que la próxima vez que su hijo tenga dolor de oído, asma, bronquitis, diarrea, dolor de cabeza, dolor de estómago, por supuesto que lo tiene que llevar al Dr., pero también usted vaya a un Dr. del alma para que analice si su vida está en equilibrio. La respuesta más probable es que no, y entonces busque qué está haciendo en desequilibrio que su hijo lo está manifestando en una enfermedad. Esta sería una manera excelente de ahorrarles a los hijos el 75% de sus enfermedades y que tengan una vida más plena y más en paz y sintiendo el amor, el tiempo, la escucha, los besos y abrazos de sus padres.!

Yo soy madre, y aunque mis hijas también están ya mayores, quién sabe cuántas enfermedades en su niñez y su adolescencia fueron causadas por mi desarmonía. PEDON, LO SIENTO, GRACIAS, TE AMO!