Las herencias – reflexión

Las herencias son y han sido durante toda la historia un gran motivo para que las personas se peleen, para que las familias se odien, para que los hermanos que habían compartido juegos y momentos tan inolvidables, no se vuelvan a hablar y se vuelvan enemigos.  Las herencias en muchos de los casos son los regalos más dañinos que uno puede dejar a sus hijos y es uno de los peores regalos que podemos recibir.

1.  La herencia para empezar es un regalo, que si la persona quiere dejarlo lo deja, y si no lo quiere dejar a nadie o lo quiere donar a alguna institución, o simplemente se lo gasta y lo disfruta está en todo su derecho.

2.  La herencia muchas veces es la única forma que tienen los ancianitos de tener a sus hijos cerca de ellos.  Porque saben que van a recibir una “sorpresa” cuando se muera ese ancianito.

3.  La herencia es una lección que a algunas personas les pone la vida para probarlos cuán bien han aprendido su lección de ser honestos.  La mayoría la pierde desafortunadamente.

4.  La herencia no debería esperarse porque los hijos, o nietos o sobrinos deberían sentirse lo suficientemente capaces para ellos mismos producir su propio dinero.  El estar esperando el dinero de la herencia no les ayuda a empoderarse ni a desarrollar sus habilidades y capacidades y por lo tanto no desarrollan su máximo potencial.

5.  La herencia es una forma a veces, de heredar muchísimos bloqueos que vienen de nuestros ancestros, sobretodo cuando esos ancestros obtuvieron sus propiedades y dinero de mala forma, utilizando la opresión o la violencia o la injusticia.

6.  La herencia ayuda a que algunas personas aprendan a ser hipócritas y corruptas y les ayuda a cerrar su corazón, su capacidad de amar.

7.  La herencia limita la capacidad de desarrollar las propias habilidades, porque con tal de no perder la herencia, las personas están dispuestas a trabajar en actividades que no les gustan y para las que no tienen habilidades y que los distancia de su verdadera misión de su alma.

8.  La herencia, en la mayoría de los casos limita la felicidad de las personas.

Interesante no?  es como para meditarlo muy profundamente