Nuestro hermano, nuestro espejo

imgres-1

Muchas veces decimos:  me cae mal mi hermano porque es hipócrita, me cae mal mi papá porque es muy controlador, me cae mal mi hijo porque remacha mucho las cosas, muy machacón, me cae mal mi mamá porque es muy mandona.

Hay una teoría muy linda en que se nos explica que Dios nos puso a las otras personas cerca nuestro para que podamos ver nuestra alma, porque nosotros no podemos ver dentro de nosotros y no podemos vernos cómo realmente somos.  Entonces El encontró una manera de cómo nos podemos ver en un espejo, en los ojos de la otra persona, para poder ver nuestra alma que de otra forma no la podríamos ver.

Así que cuando la próxima vez digamos que cómo nos cae de mal nuestra prima porque es muy poco solidaria!  recordemos la historia del espejo y preguntémonos a nosotros mismos qué es lo que está pasando en mí, en qué estoy atorada relacionada con la solidaridad, y agradezcamos al Ser Interno de la otra persona por habernos permitido vernos en el espejo!  Salud!