Nuestros pies – significado emocional

Cuando nuestros pies se nos enferman, hay muchos significados entre los que podemos reflexionar para poder equilibrar nuevamente aquello que nos esté pasando en nuestros pies.

Entre los síntomas que la gente presenta en sus pies están los pies que duelen, hinchados, reteniendo líquido, pies fríos, pies calientes, pies con algún hongo, pies torcidos, pies que se duermen, pies rígidos, pies con callosidades, etc., etc.,

Los pies es la parte del cuerpo que nos sostiene, porque aunque las piernas también nos sostienen y la cadera nos sostiene y todo el esqueleto en realidad nos sostiene, son los pies los que llevan toda la carga de nuestro cuerpo.  Esto querría decir que muchos de estos problemas que hemos mencionado podrían significar que nuestro sostén a nivel emocional está debilitado, y lo tenemos que reforzar y fortalecer.

Los pies son los que nos llevan hacia adelante, los que caminan.  Cuando hay problemas en los pies, sería bueno preguntarnos:  por qué no quiero avanzar?  por qué no estoy pudiendo avanzar?  Qué me está impidiendo el avanzar en la vida?  Qué me está impidiendo caminar con suavidad, con facilidad?

Siempre vamos a encontrar respuesta a estas preguntas, y las respuestas nuestro subconsciente las expulsa rápidamente a nuestro consciente y eso es de gran ayuda para poder hacer nuestra reflexión.

Nuestros pies también significan que el avanzar en la vida está siendo difícil relacionado con el lado masculino o femenino de la vida, según sea el pie que nos está molestando, en caso de que sea únicamente un pie.  Si es el pie derecho el que tiene problemas, eso significa que hay algo relacionado con los hombres, con nuestro papá, o nuestro hijo, o alguien autoridad, o con el lado derecho de la vida, que nos está causando el poder avanzar de buena forma.  Si por el contrario, el pie que nos molesta es el izquierdo, significa que el conflicto es con alguien mujer, que puede ser nuestra mamá, hija, abuela, vecina, jefa, etc., y tendremos que reflexionar con quién es el problema o la preocupación, y resolverla, y sanarla para que nuestro pie se pueda realmente curar.

Siempre, siempre, las enfermedades tienen un origen, una razón y siempre nos traen un mensaje.  Es muy bueno estar receptivos y con los oídos del alma dispuestos a poder escuchar nuestro interior porque entonces nos vamos conociendo mejor y nuestra vida es más linda y fluirá con más facilidad.

Así que, a cuidar nuestro interior, pero también a cuidar nuestros pies, porque el cuidar nuestros pies es una señal externa que estamos buceando en nuestro interior tambén para ir sanando todas aquellas situaciones que nos impidan avanzar hacia el ser plenos, hacia ser felices y desarrollar aquellas misiones para las cuales venimos.

No se pierda la oportunidad de experimentar en la Clínica una deliciosa Reflexología acompañada de un baño de color con el MegaBodyLight, es maravilloso y no sólo sanador a nivel físico, sino también a nivel emocional y éso es lo hermoso de combinar estas dos maravillosas técnicas.  Salud!