Parásitos – qué significan?


Cuando tenemos parásitos en el cuerpo por supuesto que pueden haber varias razones. Puede ser que hemos comido algún alimento contaminado, o agua contaminada, o que hemos estado en contacto con lugares que no estaban limpios, etc., etc. Hay muchas razones físicas. Sin embargo, hay una razón emocional que subyace escondida detrás de todas estas situaciones físicas.

Un sentimiento que hace que nuestro cuerpo tenga el Ph y el ambiente justo para que cierto parásito se desarrolle. Recordemos que tenemos una gran flora de parásitos y bacterias, en nuestro cuerpo y sólo es necesario que este caldo de cultivo de nuestro cuerpo sea óptimo para que los parásitos actúen.

Los sentimientos que pueden ocasionar que una persona tenga parásitos son los siguientes:

1. Cuando permitimos que un problema lo tengamos entre ceja y ceja, es decir, cuando tenemos un problema metido bajo la piel, que no nos deja pensar en otra cosa.

2. Cuando hemos cedido nuestro poder a otros precisamente porque esa persona o sus situaciones abarcan nuestro mundo afectivo y lo contaminan literalmente.

3. Cuando tenemos un problema, que llega a ser un dolor de cabeza en nuestras vidas, y que no resolvemos y lo tenemos clavado como una astilla en nuestra cabeza.

Louise Hay dice que tener parásitos es: Entrego mi poder a otras personas. “CON AMOR RECUPERO MI PODER Y ELMINO TODA INTERFERENCIA”

Muchas veces una manera muy efectiva de resolver estas situaciones es rezando la oración de la Serenidad: Señor dame
dame valor para cambiar las cosas que puedo cambiar, aceptación para aquellas cosas que no puedo cambiar y sabiduría y discernimiento para poder reconocer la diferencia.

Que tengan un lindo día donde con amor recuperen su poder!