Piedras Curativas: Malaquita


La malaquita es un mineral frecuentemente utilizado en joyería por su intenso color verde. Está formada por vetas de diferentes tonalidades verdes que van del verde claro al verde oscuro.

La malaquita posee una gran capacidad para aliviar el dolor. A diferencia de otros minerales no emite energía, la absorbe, por lo que tiene la capacidad de absorber el dolor y la energía negativa de las zonas enfermas. Ha sido utilizada desde la antigüedad por sus propiedades curativas, en el Antiguo Egipto se utilizaba pulverizada para tratar los problemas de visión.

Dada su capacidad de absorber energía negativa este mineral sufre mucho desgaste por su uso en terapia, por lo que es imprescindible limpiarlo colocándolo sobre una drusa de cuarzo cada vez que se utilice.

Propiedades curativas: La malaquita es un mineral con grandes capacidades curativas y muchos usos diversos. Entre sus principales propiedades podemos destacar la de aliviar el dolor, los calambres, asma, artritis, fracturas, tumores, vértigo, acidez de estómago, etc. Además es uno de los minerales que ayudan a tratar la diabetes.

Usos: La malaquita ha de colocarse sobre la zona concreta a tratar. Puede utilizarse en cualquier parte del cuerpo y en cualquiera de los chakras, aunque su chakra principal es el del plexo solar. En caso de golpes y contusiones puede colocarse una pieza de malaquita sobre la zona dolorida con un apósito, en el caso de la diabetes se ha de colocar en la zona de la cintura. ¡No te olvides de recargarla después!