Promesas antes de partir

28galerxxx006_big_ce

Promesas antes de partir

A veces hay personas que antes de partir les piden a sus hijos que les prometan:

–  que se van a casar,

–  que van a hacerse cargo de su hermano,

–  que se van a hacer cargo de la abuelita, de la tía, etc.

–  que no van a vender la casa,

–  que van a tener hijos,

–  que perdonen a alguien y se contenten,

–  que guarden algún secreto,

–  que van a cambiar alguna actitud

–  que van a dejar de fumar

–  que van a ir a la iglesia

Y cuando estas personas parten, dejan un grado de culpabilidad tremendo en estas personas que se quedan, porque la mayoría de las veces son peticiones que no pueden cumplir, pero estando ya en el lecho de partida, no da opción a que la persona diga sí puedo o no puedo.

Simplemente se los piden como una orden disimulada.  Realmente estas situaciones son un reflejo del control humano llevado hasta el último momento, y la reflexión para hoy sería:  que soltemos el control en ese momento, que liberemos a cada quien para que actúe y haga lo que su corazón le indique.  Que desde ese otro plano no podremos seguir controlando lo que hagan o no los hijos o los familiares.  Y si estamos en la posición contraria, que a nosotros se nos está pidiendo que prometamos algo justo en ese último momento de la persona, que podamos expresar desde nuestro corazón nuestra respuesta o que nos sintamos libre de no responder.

Tuve el caso de un muchacho a quien su mamá le pidió en sus últimos momentos que le prometiera que se iba a casar con alguna muchacha.  El muchacho era gay,  y su mamá no lo sabía.  Sin embargo, él hizo la promesa y efectivamente al poco tiempo después, casi por arte de magia consiguió novia y se casó.  Por supuesto, fue un fracaso la situación y acarreó mucho dolor y sufrimiento a su vida, y….. todo por no haber podido responder desde el corazón.

Interesante no?  qué piensan?