Reiki y Déficit de Atención

Reiki y Déficit de Atención

Cada vez más madres están llevando a sus hijos a terapeutas reiki, como una forma de complementar el tratamiento médico de trastornos como el Déficit de atención o la hiperactividad. El Reiki no reemplaza a los medicamentos, pero sí ayudan a estabilizar las emociones que estos males desequilibran en los niños ¿Qué tiene la terapia alternativa como el Reiki que cada día está ganando más adeptos en el tratamiento de enfermedades infantiles? Los especialistas explican que, así como los medicamentos intervienen sobre los síntomas del cuadro clínico, el Reiki ayuda a contrarrestar el desequilibrio emocional que el niño sufre cuando está enfermo, y que siempre termina agudizando su mal. “Todas las enfermedades tienen un correlato emocional que significa una fuerte repercusión en el niño”, En trastornos como el Déficit de atención, uno de los males más recurrentes de los niños que consultan, es que muchos de ellos tienen dañada su autoestima, lo que se sobrepone a cualquier tratamiento tradicional que quieran seguir.

“El Déficit de atención es una condición madurativa del cerebro, no una enfermedad. Cuando se suministra un medicamento, lo que se hace no es curar el problema, sino ayudarlo sintomáticamente mientras el niño madura. Pero, ¿qué pasa con la esencia de ese niño? Sigue siendo un niño que se siente dislocado de la sociedad. Ese sufrimiento que acompaña su condición -por el rechazo de los profesores, el fracaso, la repetición de curso-, lo puede aliviar el Reiki. Se han visto grandes cambios después de haber iniciado una terapia complementaria como el Reiki

La terapia Reiki, obviamente, no sustituye el tratamiento médico, sino que lo complementa es una vía para encontrar la sanación de las emociones, de la mente y del cuerpo, tratando al niño como un ser individual y único, llegando a las aéreas particulares de cada ser, en su individualidad.”.