RESUCITAR EL ALMA

El primer avance del alma toma algo que solí a ser difícil y lo vuelve fácil.  Conectarte con tu alma es tan sencillo como respirar e gual de natural.  Cuando en las encuestas se pregunta:  Usted cree tener alma?  Cerca del 90 por ciento de las personas responde que sí.  Pero esa estadística resulta errática porque son muy pocas las personas que en realidad han tenido la experiencia del alma.  La mayoría se aleja del camino espiritual porque supone que éste es arduo y está lleno de sacrificios.  Pero, eso no describe a la vida cotidiana?  (Uno de los bestsellers más importantes de los ochenta fue THE ROAD LESS TRAVELED DE SCOTT PECK, que atrajo a miles de lectores con sólo cuatro palabras:  La vida es difícil.

Conectarse con el alma es en realidad mucho más sencillo que cualquier otra cosa que estés haciendo en este momento.  Lo difícil es mantener el alma a distancia.  En cuanto dejas de luchar, el camino hacia el alma resulta automático.  Todo lo que quieres lograr se desplegará de manera natural.  Eso es o que quiso decir Jesús cuando expresó:  Pidan y recibirán.  Llamen y la puerta se abrirá.

Cuado te enfrentas a obstáculos cotidianos, se ebe a que primero pusiste obstáculos internos.  Estos obstáculos bloquean el flujo de la vida desde el alma hacia la mente y el cuerpo.  Si el fluo no estuviera bloqueado, nos llegaría todo lo que el alma puede ofrecer.  El alma constituye un canal abierto.  Si preguntamos sobre la verdad acerca de algo, la verdad surge.  Si preguntamos por la solución de un problema, la solución aparece.  Por eso el budismo nos enseña que toda pregunta está unida a su respuesta desde el momento en que nace la pregunta.

Si un canal de consciencia se encuentra cerrado, es proucto de un bloqueo tempora.  Lo extraño es que gran parte de estos bloqueos sucede sin que nos demos cuenta.  (continuará)

Sacado del libro de Deeprak Choopra, REINVENTAR EL CUERPO, RESUCITAR EL ALMA