Sanación con la Piedra “Sodalita”

Tuve un caso interesantísimo de una persona que de niña se había sentido poco amada por su papá y finalmente abandonada.  Ese sentimiento de dolor, en la mayoría de las personas hace que la relación  y la comunicación con los hombres sea bastante difícil.  En estos casos es primordial, y no se puede mejorar la relación con los hombres ni sanarla, si no se sana primero la relación con el papá.

Qué quiere decir sanar la relación con el papá?  a veces el papá ya murió, a veces el papá se desapareció de la vida de las personas, a veces el papá hizo otra familia, a veces lo vemos, a veces no…….. esos son la mayoría de comentarios que hacen las personas.

Sanar la relación con el papá quiere decir que vamos a retirar todos los dolores, cóleras, resentimientos etc., que se quedaron alojados en nuestro corazón porque nuestro papá no pensó, no actuó o no sintió como a nosotros nos hubiera gustado que lo hiciera.  Sanar al papá quiere decir perdonar el que él haya sido diferente.  Sanar al papá quiere decir que ya no necesito cobrarle a nadie ni pasar la factura a nadie por lo que viví con mi papà.  Sanar al papá significa comprender que detrás de su enojo, o su abandono o su mal trato, hubo una persona llena de temores que no pudo, no supo  o no quiso actuar diferente.

En este caso en especial, trabajé con una piedra que se llama Sodalita que es azul con vetas blancas.  Esta piedra tiene como prioridad el ayudar a trabajar las situaciones relacionadas con nuestro papá, entre  muchas otras.  Utilicé la piedra en todos los chakras de la paciente durante 8 sesiones, y desde la primera sesión ella fue reportando cambios en su relación, no sólo con su papá sino con sus amigos y compañeros de trabajo.  Al cabo de 8 semanas de trabajar con ella, su sentimiento hacia su papá era de compasión, y de gratitud porque comprendió las lecciones que como alma su papá había traído a su vida.  Fue una experiencia lindísima el haber experimentado los resultados con la Sodalita.