Técnica para sacar enojo

enojado

Quiero compartir con ustedes una técnica que pueden aprender hasta los niños, y que sirve para sacar el enojo al exterior.  Es muy importante que toda la energía que se nos queda acumulada en nuestro interior por cosas que nos enojan, salga.  Es comparable con un volcán que tiene una presión dentro y necesita tener un cráter, un agujero, un lugar por donde pueda salir toda esa presión.  Los niños generalmente se frustran porque la única manera que tienen de expresar su enojo es llorando, pataleando, palmoteando, gritando, y nosotros los adultos los reprimimos en lugar de guiar y orientar esa forma de sacar la energía que es perfectamente aceptable, y maravillosa,  media vez ellos sepan  que tienen derecho a sacarla, y que al sacarla no se trata de lastimar ni dañar a nadie ni de manipular ni de hacer un show.  Cuando crecemos aprendemos que esa energía la podemos llorar y patalear y zapatear si queremos en nuestro cuarto, aprendemos que la podemos sacar haciendo deporte, o desahogando nuestro enojo en un punching bag, o bailando o de muchas otras maneras.  Sin embargo, la energía de enojo se recomienda que se saque con consciencia, porque podemos bailar durante un año y hacer deporte y esa energía permanecer dentro de nosotros.  Aquí presento un médoto sencillo que pueden usar en casa y pueden enseñar a los niños de cómo a nivel energético sacar su energía de enojo para que no les enferme.

Vamos a preguntarnos a nosotros mismos o al niño o niña

1.  Qué es lo que te enojo?  o cuál es el enojo que vas a sanar hoy?

Posibles respuestas de ejemplo:  pues hoy mi amigo no jugó conmigo en el recreo

2.  Cierra tus ojitos y busca en qué parte de tu cuerpo se quedó guardadito el enojo porque tu amigo no jugó contigo en el recreo.

El niño pone sus manitas donde él cree que está el enojo.

3.  Repite en recio:  Mi enojo porque mi amigo no jugó conmigo en el recreo (con las manitas puestas en el lugar que escogió previamente)

4.  Haz el gesto con tus manitas de tirar ese enojo (y le decimos al niño que toda la energía de enojo que vamos a tirar al suelo se transformará en luz al caer para que no quede sucio el cuarto donde estamos)

5.  Vuelve a repetir lo mismo en recio:  Mi enojo porque mi amigo no jugó conmigo en el recreo (con las manitas puestas en el lugar que escogió previamente)

6.  Haz el gesto con tus manitas de tirar ese enojo y sacúdelas varias veces.

7.  Se repite el ejercicio unas diez veces y se le pregunta al niño:  Para tu mayor beneficio, crees tú que ya botaste todo el enojo?

8.  Si el niño dice SI , se dice Yupiiiiii!!!   y si dice NO se vuelve a repetir el ejercicio hasta que él sienta en su interior que ya lo botó.

 

Continuará con la grabación de la afirmación positiva para que no sólo quitemos el enojo sino grabemos algo que le va a servir en su vida a ese niño…