Un poco de Astrología

Realizado por Valentina Morales – Astróloga Guatemalteca

 

Estamos con Mercurio el planeta de la comunicación en retroceso…en retrógrado como se conoce en Astrología.
La retrogradación es una percepción que tenemos siguiendo desde la Tierra el movimiento de los planetas alrededor del Sol, por las diferentes velocidades de estos, se crea esta ilusión de “retroceso”.
Es importante porque este fenómeno de los planetas más rápidos que son Mercurio, Venus y Marte producen efectos en el planeta que unos lo notarán mas que otros pero nos afecta a todos.
Además en este momento tenemos también a Marte retrógrado y a Saturno, por lo que quienes tenemos planetas personales, Ascendente, medio cielo u otros puntos sensibles en nuestra Carta Natal en Libra, Virgo, Piscis o Aries, sentiremos seguro estos movimientos mas fuertemente que los demás, aunque por ser Mercurio el regente de Géminis también les moverá la energía mas marcadamente que a los demás, así como a Sagitario por oposición, según lo siento.

¿Que podemos esperar durante este período?
Podemos sentir y también experimentar retrasos, frustraciones, mala comunicación y confusión.
El viaje de retroceso de Marte en Virgo puede llevarnos a encontrar ciertos obstáculos aunque estemos listos a accionar en el área en la cual está Virgo en nuestra Carta, además en este momento que Mercurio está también en retrógrado, podemos sentir que dos energías en retroceso se traslapan causando un poco mas de presión en nuestra energía.

¿Que hacer durante este período?
Es un buen período para deshacer, reorganizar, renegociar, revisar.  No nos extrañe que eventos del pasado resurjan para reanimarlos o redireccionarlos para finalmente ser resueltos.  Así que es tiempo de renegociar contratos y acuerdos, reestructurar rutinas, empezar una dieta, refinanciar, rehacer una relación rota, invertir tiempo en limpiar y ordenar, donar lo que no sirve, revender, revisar escritos, esto  en el plano físico y mental.  En el plano Espiritual, es buen tiempo para enviar Luz sanadora a quien lo necesita para sanar cualquier asunto o enfermedad, purificar el entorno y a sí mismo, preparando el Camino y haciendo espacio para la nueva energía que empieza a vislumbrarse en el Solsticio (19 de Marzo en la noche)

¿Qué evitar en lo posible?
La firma de contratos, incluyendo los matrimoniales, evitar las compras vehículos  y de aparatos especialmente los caros como los equipos de computación, ya que pueden salir defectuosos, ya que es un período cuya tendencia general es a no ponerle cuidado a los detalles.  Es sano evitar discusiones y argumentos, información incompleta y todo lo relacionado con la comunicación, ya sea escrita o hablada porque pueden haber malas interpretaciones y problemas innecesarios.  Es importante tener en cuenta que pueden haber retrasos en viajes, caerse los sistemas de comunicación, la pérdida de información y correspondencia incluyendo los correos electrónicos, en fin en todo puede haber retrasos.  No es aconsejable iniciar un negocio, ni un nuevo proyecto a pesar que pronto estaremos con la Luna Nueva, sino esperar a que Mercurio entre en directo el 4 de Abril.
Es un tiempo sin embargo, excelente para invertir en uno mismo, en revisar su interior, en desconectarse, meditar, etc. Para limpiar el “closet” interno y permitir que lo nuevo llegue sin obstáculos.
Preparémonos a una nueva energía y aprovechemos este tiempo de reestructuración que el Universo nos regala!

Les envío Bendiciones y mucha Luz.