Las maravillas del Reiki

El Reiki es un método de curación por imposición de manos que canaliza una energía universal de amor incondicional. La energía es transmitida imponiendo las manos en las articulaciones y en los centros energéticos (chakras). Una sesión puede durar entre 20 y 40 minutos. Las sesiones pueden darse también a distancia.

El Reiki puede ser utilizado para variadas aplicaciones que incluyen personas, animales, plantas y situaciones. Del mismo modo, puede acelerar la sanación actuando en los planos físico, emocional, mental y espiritual. Es un excelente complemento de la medicina tradicional y puede ser utilizado a la par con otras modalidades.

El Reiki es una forma no invasiva de tratamiento.

El Reiki nos ayuda a contactarnos con la esencia de nuestro Ser, permitiéndonos estar en sintonía con la parte más genuina de nosotros mismos, para llevarnos nuevamente al camino de nuestro origen, brindándonos un sentimiento de intuición con todo que nos hace encontrar en plenitud y amor por todo lo que existe.

Quiero documentar un caso reciente de aplicación de Reiki y su sanación inmediata: se trata de una paciente que está en su octavo mes de embarazo, el bebé y por consecuencia el estómago se bajo demasiado, su médico le mando una incómoda faja para sostenerlo y llegar a un feliz término de su embarazo. Llego a la clínica para hacerse un Reiki y durante el cual se detecto que ambas, madre e hija, estaban bloqueadas por una vida pasada en la cual ellas eran árabes y estaban huyendo, por lo tanto la bebé tenía esta información y necesitaba salir. Después del Reiki se sano y se quitó esta información de ambas, por lo tanto su estómago subió y ya no necesito de la faja. Esta preciosa bebé está próxima a nacer para este 11 de Julio. La esperamos con los brazos abiertos.

María Saadeh – Terapeuta