Testimonio – caso de herencia ancestral

Una paciente nos consulta lo siguiente:  ella es la menor de 4 hermanos y siente que sus hermanos son exitosos y las cosas les salen bien, sin embargo ella se siente que no ocurre lo mismo con ella.

En este caso a nuestra paciente la llamaremos Carmen y sucede que ella fue la más pequeña de 4 hermanos.  Ella fue la beba, y como tal la trataron, como la beba, con beneficios especiales, mimos especiales.

Cuando los papás tienen a su última hija, como que  tratan de disfrutarla más, pero también son más flojos y más permisivos y además puede ser que la hayan apoyado mucho, ayudado mucho, al extremo a veces de llegar a tomar decisiones por la hija que por lo tanto nunca aprende a tomar decisiones,  o a solucionarle sus problemas, a evitarle problemas, a evitarle obstáculos y retos en la vida, etc…..  y lo que hacen es desempoderarla e incapacitarla para que sea una persona luchadora, que sepa defenderse y que sepa abrirse camino según las habilidades que tiene.

En este caso además, tanto del lado paterno como del lado materno, las mujeres han sido criadas con el concepto que no tienen que estudiar mucho porque eso le toca al hombre, que no deben esforzarse mucho porque ellas no tendrán que mantener un hogar, que el inteligente es el hombre, que el fuerte es el hombre, y en todo ese historial generacional, se le ha venido  dando a la mujer un papel más ornamental, suave y fácil.

En el caso de Carmen, ella tiene que romper con estas creencias y esta herencia ancestral que trae tanto del lado paterno como materno, y romper el concepto que ella grabó en su subconsciente de ser la “beba”.    Lo más importante en estos casos es hacer consciencia del problema y poner atención en las actitudes que uno mismo va viviendo a diario.

Hay muchas terapias actualmente para ir sanando situaciones de ancestros y la que nosotros recomendamos es la terapia personalizada donde se van sanando los sentimientos, los traumas, las creencias una a una hasta que energéticamente marque que ya no hay nada que sanar con relación al tema que se está trabajando.

En la Clínica tenemos tres terapeutas con mucha experiencia en este tipo de terapias y es super interesante, sanador y beneficioso para que nuestra vida fluya de una manera abundante, alegre y sana  el darse el permiso y el tiempo para hacer la terapia.

Saludos y Salud!