Testimonio del Aroma Esencial de Romero

En un caso con un niño de 13 años que estaba en época de exámenes, justo en estos meses tenía que pasar un examen un poco difícil de Matemáticas.
Cada vez que él estudiaba en casa le iba muy bien, entendía todos y cada uno de los ejercicios, realmente estaba preparado, pero cada vez que llegaba el día del examen fallaba, llegaba a tener tanto miedo dentro  que literalmente olvidaba todo lo que había estudiado.  Al final el resultado era que perdía, en algunas clases le ayudaba los puntos de zona pero en otras no, siempre se quedaba callado, antes, durante y después de los exámenes.
Así que empezamos a trabajar con Reprogramación Mental y encontramos que el mayor temor que tenía era a quedar en ridículo:
Resulta que cuando era más pequeño él vivió la experiencia de perder a su mascota pues alguien en su casa había dejado la puerta abierta de la calle mientras él estaba en el colegio y su perrito salió corriendo y nunca lo encontraron, cuando él llegó  de clases, le contaron la noticia pero lloró mucho y hasta casi se desmayó del susto, el perrito era su mejor amigo.  El hermano mayor al ver la escena, se rió de él y le dijo que no fuera tan “ridículo” porque ya le iban a comprar otro, era solo un perro. Este niño tenía al hermano mayor en un pedestal, para él su hermano era un héroe, al recibir estas palabras lo que grabó en su mente fue: “Si yo expreso lo que siento soy un ridículo”, mi hermano es el que sabe, que fuerte no?
Lo que pasaba entonces es que cada vez que el estaba frente a un examen de Matemáticas, se ponía nervioso pero sentía que si lo expresaba con otros compañeros, como cuando uno platica antes de la prueba con otros amigos, desde solo para bajar la ansiedad hasta simplemente contar como le había ido en el examen, él pensaba que se  iban a burlar diciéndole la palabra “ridículo” es solo un “examen”. El niño había aprendido a callar y a guardarse todo lo que sentía.
Hicimos varios ejercicios de reprogramación para borrar la creencia que se generó: miedo a quedar en ridículo al expresar lo que siento, pero el niño sentía que le faltaba algo más, busque con Radiestesia que elemento le podía ayudar y me marcó AROMA DE ROMERO.
Cuiriosamente las propiedades del aroma es evitar la dispersión, ayuda a concentrarnos y a mantenernos en nuestro centro, espiritualmente el aroma ayuda a proteger nuestra aura de influencias externas  y además ayudar directamente al chakra 3, nuestro plexo solar donde está nuestro empoderamiento y confianza en si mismo.
Ahora el niño cada vez que tiene que estudiar, o tiene que presentar el famoso examen de Mate o de cualquier materia, hace respiraciones con el aroma de Romero  y ha logrado resultados asombrosos.  Los invito a que si tienen que estudiar, concentrarse prueben el aroma esencial de Romero y verán lo fácil que es mantener una atención plena en lo que hacemos, aparte de siempre cuidar nuestros pensamientos y palabras para con nuestros seres queridos, cada historia es válida y real para cada uno, todos merecemos amor, respeto y atención para expresarnos.
Salud, Josue.